CÓMO ACTUAR ANTE UN DESGARRE DE TOBILLO

El esguince de tobillo es un problema de torcedura traumática frecuente en las piernas de los niños. Las lesiones de los ligamentos se estiran demasiado y se desgarran. Estos se dividen en tres grados de torceduras. Cuando sufren un simple estiramiento es de grado I, si sufren desgarros parciales es de grado II y si son completos; es decir, una rotura es de grado III.

Esto causa la dificultad de caminar y no se puede apoyar el pie con normalidad, el dolor es frecuente que causa la hinchazón del tobillo. Incluso puede aparecer un hematoma dependiendo la gravedad del desgarre. Se puede curar entre una o dos semanas, pero en los más graves tarda entre 5 y 6 semanas.

Para evitar estos desgarres, es importante prevenir calentando los músculos antes de cualquier actividad o ejercicio. Estirar los ligamentos antes de cualquier actividad es la mejor prevención.  Mantener la fuerza, balance muscular y flexibilidad acorde al ejercicio al realizar.

Por ello, ante cualquier dolor o presencia de un hematoma es importante consultar a un centro de salud, para que le diagnostiquen el grado de desgarre que tiene, y de esta manera actuar de inmediato.

 

Redacción: Almendra Vilchez Rosales

Fuente y foto : enfamilia.aeped.es