La dinastía Castro hace un paso al costado al elegir a Miguel Díaz-Canel como nuevo presidente de Cuba

Cuba cambia de era, hoy el octogenario Raúl Castro entregara la presidencia a un civil de casi 30 años menor, Miguel Díaz-Canel a quien el partido Comunista preparo para dirigir el destino de la habana y sus islas.

Hasta el entonces número dos del gobierno, recibió este jueves la decisión de la Asamblea Nacional de Cuba, decisión que se sometió a votación para elegirlo como el sucesor de los hermanos Castro para dirigir el país.

El anunciado nuevo líder del país, tiene 57 años, “Fue electo presidente del consejo de Estado y del Consejo de Ministros de la República de Cuba por la recién constituida Asamblea Nacional del Poder Popular en su Novena Legislatura, que sesiona desde este miércoles en el Palacio de Convenciones de la Habana”, información recibida del blog oficialista Cubadebate.

Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, ocupo la vicepresidencia desde 2013, ingeniero electrónico, amante de Los Beatles, subió discretamente en la línea de mando, siempre respetando los caminos establecidos del gobierno Partido Comunista de Cuba (PCC, único).

Es recordado por ser un diligente que andaba en short y bicicleta, dándose una imagen fresca y moderna, abogando por el desarrollo de internet y de una prensa más crítica en el país. Pero ha sido severo contra opositores o diplomáticos propensos a criticar públicamente al partido y gobierno.

Ahora está a cargo de dirigir una transición histórica en Cuba con un primer mandato de cinco años, es el primer cubano nacido después de la revolución de 1959 y tiene que forjar legitimidad que fue natural para la familia Castro.

Michael Shifter es presidente del grupo de investigación Dialogo Interamericano, en Washingon (EE. UU) y considera, “Es difícil evaluar la capacidad de Díaz –Canel para ser presidente […] Viene del sistema, pero es la rigidez del sistema el mayor obstáculo para avanzar con los cambios económicos y políticos necesarios […] Será una prueba de su habilidad política”. Añade, “Y puede encontrar resistencias”.

Raúl Castro conservara sus funciones como el secretario general del PCC hasta el 2021, para cuidar de su elegido y aconsejarlo en su camino.

Esperan el nombramiento de nuevos integrantes del Consejo de Ministros en los próximos días. Los especialistas creen que esta nueva etapa del gobierno cubano estará menos centralizada.

Para acotar esto, Jorge Duany, director del Instituto Cubano de Investigación de la Universidad de Florida dice, “El modelo del gobierno de los castros probablemente pasará por una transición generacional y quizás adoptará un estilo de liderazgo más institucional y burocrático, que carismático y personal como el que estableció Fidel y reformuló Raúl”.

 

 

Fuente: El Comercio.

Fotografía: The New York Times en español.

Redacción: Alexander de Peñafort Asto Rojas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *