En Hawái no se sabe cuando dejaran de fluir los ríos de lava del volcán Kilauea

En Leilani, Hawái, sus residentes esperan poder volver a sus casas, después de abandonarlas a toda prisa tras la erupción del volcán Kilauea. Para su mala suerte, la lava desatada por la erupción no parece que deje de fluir.

Desde varias grietas la lava ha salido a la superficie de la isla, la semana pasada, pero este fenómeno lleva gestándose desde 1983.  Enumerado como el 62 de una lista de eventos dirigidos por la misma erupción, que tiene décadas en desarrollo.

¿Porque no se detiene?

Los científicos ni siquiera saben cuándo se detendrá el fenómeno, para poder volver y reconstruir. Erik Klemetti, vulcanólogo de la Universidad Denison, compara el conjunto de venas de lava del volcán con un sistema de tuberías de alta presión que estalla.  No es posible saber cuando ocurrirá, y mucho menos cuanta lava tiene que salir para que la presión se equilibre y el volcán regrese a su estado de reposo.

Hasta el momento se han detectado 12 fisuras que están escupiendo lava en el área mas afectada de la isla. En el momento en que decidan parar, quizás los habitantes de Leilani ya no tengan un hogar al cual regresar.

 

Fuente: Gizmodo en español.

Redacción: Alexander de Peñafort Asto Rojas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *