La economía digital podría eliminar el uso del papel moneda y Australia seguiría esta tendencia

Si crees que pagar en efectivo es engorroso y siempre llevas tu tarjeta de crédito a la mano, haces compras online, estas optando por realizar todos tus pagos, préstamos, transacciones y operaciones de forma electrónica (para evitar salir y hacer cola en el banco).  Te estas acercando a una realidad que cada vez es más creíble fuera de Latinoamérica, una sociedad sin dinero físico.

En Australia, se acaba de dar un paso extra para esa utopía, con la prohibición de operaciones en efectivo por sobre los 10. 000 dólares australianos.

Esta medida es parte de la transición a una económica completamente digital que el partido liberal del país decidió, sumado a su lucha contra el fraude y la evasión de impuestos.

La decisión entrara en vigencia en julio de 2019.  Donde los pagos superiores a 10. 000 dólares (que equivalen a 7. 500 dólares americanos o 6. 200 euros) será obligatoriamente por cheque, transferencia o tarjeta bancaria.

Uno de los motivos más importantes detrás de esta medida radica en el tabaco, puesto que el país australiano posee los impuestos mas elevados del mundo sobre el tabaco. Un paquete de cigarros puede costar 40 dólares, lo que impulsado un mercado negro de contrabando y robo. Otro de los motivos de esta prohibición es la rareza del billete de 100 dólares australianos (apodado “Kermit” por el color verde del billete), debido a la poca cantidad de estos en circulación y se cree que el culpable de esto es el crimen organizado, que usa el papel verde con esa valoración como forma de pago predilecta.

Se registra que aproximadamente el 37% de las operaciones de Australia son en efectivo, cifra que se puede contrastar con otros países, caso de Estados Unidos con un 32% o Suecia con el 15%. Los ciudadanos del país europeo son los más proclives hasta el momento en abandonar por completo el papel moneda, y pese a las facilidades y en algunos casos beneficios de la economía digital, existen opiniones que expresan que confiar por completo en transacciones electrónicas es dar la herramienta definitiva de vigilancia a los gobiernos.

 

Fuente: Gizmodo en español.

Redacción: Alexander de Peñafort Asto Rojas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *