Majes Siguas II podría ser como la Carretera Interoceánica

Ante los  recientes cuestionamientos por el incremento del costo del proyecto Majes Siguas II que, el parlamentario de Frente Amplio, Justiniano Apaza dijo al Diario EXPRESO que si el Estado peruano no protege sus intereses, el mencionado proyecto de irrigación podría resultar tan perjudicial, como en su momento lo fue la construcción de la carretera Interoceánica.

El congresista arequipeño, sostuvo que a pesar de que el proyecto ya ha recibido 12 adendas desde que se firmó el contrato, el consorcio Angostura Siguas, encargado de la construcción de las obras, solo ha avanzado un 20% de las mismas, e incluso el presupuesto inicial del proyecto se ha multiplicado “exponencialmente”.

“Al firmar el contrato, el costo era de US$ 424 millones, y ahora después de algunos cambios, el costo total llegaría a los 750 millones, es inaceptable. Las asociaciones público privadas (APP), siempre son lo mismo, se comienza con una cifra determinada y después esta se multiplica. Esto se parece a lo que sucedió con la carretera interoceánica de los brasileños”, dijo

Como se recuerda, el proyecto estuvo paralizado cuatro años por problemas con la región Cusco que también reclamaba las aguas del río Apurímac. Solucionado el conflicto, en la actualización de costos, se hizo un reajuste de 29 %, subiendo a US$ 550 millones, pero ahora el consorcio, ha proyectado un incremento de casi 200 millones, para utilizar una mejor tecnología en el sistema de riego, generando  protestas por parte de las autoridades.

“Exhorto a la gobernadora regional, Yamila Osorio, que no le dé ni un centavo más a estos señores, que encima tienen la obra paralizada desde diciembre, aduciendo que es necesario hacer esta modificación que excede lo estipulado en el contrato. Vamos a proponer que esta obra se ejecute como obra pública y así evitar mayores problemas”, finalizó.

Asimismo, Apaza, señaló que unos de los miembros del consorcio Angostura Siguas es la cuestionada empresa  Cosapi, vinculada al denominado “Club de la Construcción”, por lo que resulta inaceptable que esta empresa siga haciendo negocios con el Estado.

“En el parlamento debemos hacer una investigación rigurosa sobre este tema.  Porque hay muchos puntos oscuros este contrato. El consorcio no ha invertido ni un centavo y las obras permanecen paralizadas.”, enfatizo, el parlamentario representante de Arequipa.

En ese sentido, la gobernadora regional de Arequipa, Yamila Osorio declaró en conferencia de prensa, que mientras la constructora Cosapi, empresa investigada por casos de corrupción, continúe integrando el consorcio ejecutor Angostura-Siguas, existe el riesgo de que el proyecto no se culmine, por lo que lo que pide a la empresa que venda su participación en el proyecto que asciende al 40 %, del mismo.

Osorio sostuvo que la situación de Cosapi pone en riesgo que esta pueda acceder a créditos bancarios para obtener recursos que le permitan al consorcio concretar el cierre financiero, respecto del proyecto. “Si es que no sale Cosapi no tenemos garantía de nada”, aseguró

 

Fuente: Diario Expreso.

Fotografía: Diario Gestión.

Redacción: Pablo Carranza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *