Miguel Castro reveló que es testigo protegido y pedirá la nulidad de su manifestación

Durante la audiencia por el pedido de prisión preventiva en contra de los 11 implicados por el caso “Cócteles”, el fiscal José Domingo Pérez presentó el testimonio de un nuevo testigo protegido (2017-55-8), el cual señaló que el ex ministro, Augusto Bedoya, fue el encargado de recepcionar el dinero brindado por Odebrecht para financiar la campaña presidencial de Keiko Fujimori del 2011.

Ayer, el congresista de Fuerza Popular, Miguel Castro, admitió en el programa “Beto a Saber” que él era uno de los testigos protegidos a los cuales hacía referencia el fiscal Pérez. Según argumentó, aceptó declarar en contra de los integrantes de su partido por el riesgo que corría él y su familia.

Sin embargo, el abogado del parlamentario, Jorge Castro, reveló que pedirá la anulación de la declaración de su patrocinado pues, de acuerdo a sus declaraciones, el fiscal José Domingo Pérez usó la manifestación de Miguel Castro en su contra. “Ya no es testigo protegido, sino desprotegido”, señaló.

El representante del Ministerio Público indicó durante la sustentación del pedido de prisión preventiva que Castro participó en el presunto lavado de dinero dentro Fuerza Popular. Él fue el encargado de firmar varios cheques con montos asignados para simular las aportaciones ficticias hacia el partido y, además, captó a dos personas más para que cumplan el papel de aportantes.

“El dinero que iba a figurar en los recibos le pertenecía a Jaime Yoshiyama, que para justificar los altos montos de dinero, buscaba fraccionarlos entre varias personas”, declaró el testigo, según los folios del fiscal Pérez.

De acuerdo a las declaraciones de Jorge Barata, representante de Odebrecht en el Perú, la empresa brasileña aportó US$1 millón a la campaña de Keiko Fujimori del 2011 a cambio de recibir favores del Gobierno, además, indicó que Yoshiyama y Bedoya fueron los encargados de recibir el dinero de sus manos.

Fuente: Perú21

Foto: Perú21

Redacción: Wendy Milla Loo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *