La poeta Ida Vitale ganó el premio Cervantes 2018

La escritora uruguaya, Ida Vitale, ha sido galardonada con el premio Cervantes en su edición 2018, el cual es considerado como el Nobel de literatura en lengua española, y que está dotado con un monto de 125.000 euros (150. 000 dólares).

Vitale de 95 años, se convierte en la quinta mujer en obtener distinguido premio, previamente las ganadoras fueron: María Zambrano en 1988, Dulce María Loynaz en 1992, Ana María Matute en 2010 y Elena Poniatowska en 2013.

José Guirao, actual ministro de Cultura y Deporte de España, fue el encargado de dar conocer el fallo final en una rueda de prensa que se celebró en la sede del Ministerio ubicado en Madrid. Guirao, mientras anunciaba a la ganadora, leyó un fragmento de un poema de Vitale, titulado “Gotas”:

«Acaban de dejar de ser la lluvia.

Traviesas en recreo,

gatitos de un reino transparente,

corren libres por vidrios y barandas,

umbrales de su limbo,

se siguen, se persiguen,

quizá van, de soledad a bodas,

a fundirse y amarse.

Trasueñan otra muerte».

“Por su lenguaje, uno de los más destacados y reconocidos de la poesía hodierna en español, que es al mismo tiempo intelectual y popular, universal y personal, transparente y honda. Convertida desde hace un tiempo en un referente fundamental para poetas de todas las generaciones y en todos los rincones del español”, mencionó José Guirao.

El premio será entregado el 23 de abril del 2019, por los Reyes Don Felipe y Doña Letizia y se realizará en la ciudad de Alcalá de Henares (Madrid).

Ida Vitale en su larga trayectoria literaria ha escrito los siguientes libros: La luz de esta memoria (1949), Palabra dada (1953), Cada uno en su noche (1960), Paso a paso (1963), Oidor andante (1972), Jardín de sílice (1980), la antología Fieles (1976-1982), Elegías en otoño (1982), Entresaca (1984), Parvo reino (1984), Sueños de la constancia (1988), Serie del sinsonte (1992), Procura de lo imposible (1998), Reducción del infinito (2002), Plantas y animales (2003), o El Abc de Byobu (2005).

Fuente: La Nación

Foto: La Nación

Redacción: Mario Sebastiani

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *