El grupo parlamentario considera que Martín Vizcarra no puede condicionar al Congreso con un «plazo perentorio»

La bancada de Concertación Parlamentaria presentó el lunes una orden para que el presidente del Congreso de la República, Daniel Salaverry, interponga una acción competencial y medida cautelar con la finalidad de que el Tribunal Constitucional (TC) fije el límite de la cuestión de confianza.

En el documento presentado se lee «Autorizar al presidente del Congreso de la República la interposición de una Acción Competencial y su correspondiente Medida Cautelar ante el Tribunal Constitucional, a fin de que este órgano constitucional esclarezca el alcance y forma en que se ejerce la cuestión de confianza planteada por el presidente del Consejo de Ministros».

Asimismo, el grupo parlamentario considera que el presidente de la república no puede condicionar al congreso un plazo para que apruebe las reformas políticas que presento su gobierno.

Gilbert Violeta había anunciado a través de su cuenta de Twitter iba a promover una «demanda competencial y una acción de amparo para delimitar la cuestión de confianza solicitada por el Ejecutivo».

En una entrevista con el diario correo, él comento «Hay que promoverlo (demanda competencial) hay que promoverlo a nivel del parlamento para que ya sea la Junta de Portavoces o el pleno del Congreso lo haga suyo y lo presente ante el Tribunal Constitucional y este tiene un objetivo, que es saber el alcance de la cuestión de confianza».

Por otro lado, también dijo que hay dos elementos inconstitucionales

  1. «Establecer un plazo, porque sería hasta el 15 de junio para sacar adelante todo el paquete de reformas, no tiene ningún sustento de razonabilidad, porque si objetivo es que ese paquete legislativo esté vigente para el siguiente proceso electoral hay varios meses por delante para hacer esa reforma».
  2. «Se ha lanzado más que una exhortación, es una amenaza, en el sentido que cualquier cambio que se puedan hacer en los procesos de ley planteados, en el momento de su aprobación, se pueden entender desnaturalizados, y esto haría que el ejecutivo entienda que no se le dado la confianza y podría dar a lugar al cierre legal del congreso».

Fuente: diario correo

Foto: andina

Redacción: Leysi Torres Montenegro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *