Muere Dr. John, brujo supremo de la música de Nueva Orleans

El cantante y teclista fallece a los 77 años de un ataque al corazón dejando un influyente legado de música mestiza, a caballo del blues, el jazz y el rock, y con aroma a vudú, nació Malcolm John Rebennack (20 de noviembre de 1941), que nos ha dejado este jueves a causa de un ataque al corazón.

Con un talento precoz, autor de canciones desde los 14 años, expulsado de tres colegios hasta que apostó por la música por consejo de su mismo padre (propietario de una tienda de discos y electrodomésticos en la que el joven Malcolm descubrió el jazz, el blues y el embrionario rock’n’roll). Encontró un entorno edificante: entre sus primeros colegas de correrías estuvieron Art Neville (futuro miembro fundador de The Meters y The Neville Brothers), Joe Tex y Allen Toussaint.

según informó la cuenta oficial en Twitter del artista.

“La familia agradece a los que compartieron con él su viaje musical único y pide privacidad en estos momentos”, señaló el mensaje publicado en las redes sociales. Los seres queridos del artista también destacaron que Dr. John llevó “siempre” a Nueva Orleans en el corazón.

Asimismo, su carrera intermitente en cuanto a éxitos se refiere, nunca le alejó de Nueva Orleans, ciudad a la que ayudó con su música tras la tragedia del huracán Katrina, actuando en un magno concierto para recaudar fondos para las víctimas de aquel desastre. Atrás deja una treintena de discos como líder y joyas como Locked Down, Mercenary, City Lights, Dr. John plays Mac Rebennack, Goinback to Nueva Orleans, Anutha Zone, y decenas más como colaborador.

Uno de sus últimos registros, el doble disco en directo The Musical Mojo of Dr. John: Celebrating Mac & His Music (Concord, 2016), deja a las claras que el alma de Nueva Orleans le pertenecía, compartiendo escena junto a leyendas como The Neville Brothers, Irma Thomas o el mencionado Toussaint. La música de la gran urbe de Louisiana se le había metido dentro a Dr. John como un veneno incurable. Y a ella se entregó toda su azarosa vida. Y en Nueva Orleans murió, este jueves, dejando un silencio doloroso entre sus calles.

Fuente: El Pais

Foto: el periódico

Redacción: Leysi Torres Montenegro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *