Rossana Fernández Maldonado: “Llegas a una etapa que no importa lo que digan”

La actriz Rossana Fernández Maldonado asegura que un actor debe dejar que le afecte las cosas para que así pueda ver una reacción, una emoción. “soy frágil, súper sensible. Está bien sentir; es la herramienta más importante que debe tener un actor”

Rossana Fernández perteneció a Nubeluz a los 14 años y tres años más adelante hizo Nino su primera telenovela, le preguntaron con qué canción se identifica y dijo “ella – bebe” y si fuera una cantante a tiempo completo, sería como Yuri, con quien cumplió el sueño de cantar “Maldita primavera”. El soundtrack de su vida incluye a Yola Polastri, Lucero, Shakira y Laura Pausini.

En su faceta de solista solo ha dado dos conciertos: el primero cuando iba a interpretar su primera novela, a los 18 años, y el último fue en 2018, que llegó a ser como una suerte de terapia luego de su divorcio. Y ahora, sobre los 40, dará su tercer concierto, matizado con un show de stand-up comedy. Serán dos funciones, mañana y este 27, en el C.C. Bianca Arena (Grau 135, Barranco), a las 9:30 p.m. Las entradas están a la venta en los sitios web Joinnus y Atrápalo.

A la luz de los reflectores, tu vida ha estado marcada básicamente por la actuación y tu exposición en programas de TV. ¿Y el canto de qué forma lo fuiste cultivando?

Toda mi vida he cantado. Antes de empezar a hacer novelas, tenía un grupo y cantaba en la kermés del colegio. Se llamaba La Flaca Maldita de los Hijos de la Gran Fruta (risas). Y seguí cantando mientras estaba en la universidad, donde estudiaba Educación Inicial

Nubeluz fue muy exitoso y estaba bien producido, pero al mismo tiempo el Perú vivía una época de crisis social y económica. ¿Sentiste esa contradicción?

Creo que para nosotros fue un escape y para los niños que veían el programa también. Ahora, sí nos tocó que, estando en un ensayo, explotó una bomba a unas cuadras. Uno ya asumía que en cualquier momento se iba la luz. Pero era un programa al que la gente le tenía mucho cariño. Llegábamos a 24 países.

En Facebook escribiste algo así como ‘vamos a perder, pero no hay que darse por vencidos’. ¿Te has dado por vencida?

No, pero en mi trabajo muchas veces te dicen que no. Me han negado papeles por ser rubia y chata. Y en el extranjero porque no tengo tetas grandes. Un periodista me dijo: “Te han dado el papel porque eres toda bonita y rubia pues”. Me dio tanta cólera, porque para mí no es ningún mérito tener el pelo de este color.

Fuente: Peru 21

Foto: perú 21

Redacción: Leysi Torres Montenegro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *