Comparan a Karina Beteta con Cantinflas y Chewbacca por confuso mensaje

La vicepresidenta del Congreso Karina Beteta fue víctima de burlas en las redes sociales (otra vez), en esta oportunidad por un discurso de confuso entendimiento.

Las redes sociales han vuelto a transformar en meme (figuras graciosas de las redes sociales) a Karina Beteta, pero esta vez la comparan con el difunto actor cómico Cantinflas, gracias a un discurso que dio a los escolares que visitaron el Congreso de la República por la Semana de la Democracia. En este mensaje se observa un exceso de palabras que hacen más difícil su comprensión para los niños. Si se trataba de un mensaje a personas adultas, esta sería de fácil entendimiento, pero al tratarse de niños, esta debió ser más simple para su fácil digestión, recodemos lo que dijo:

“Con la información que ustedes puedan manejar no seremos, de alguna manera, quizás con argumentos personalizados en los que quieren o creen que tener la razón no los podrán a ustedes llevar por una línea que no sea la correcta. Serán ustedes que con la información que puedan tener sacar sus propias conclusiones y de la misma manera tener una opinión la correcta».

Luego de este mensaje las redes sociales se inundaron de memes con su rostro, haciendo referencia a su mensaje, a lo que ella rápidamente respondió en una entrevista a Canal N: “me han escrito muchas personas, manifestándome su respaldo, su solidaridad, ya que por cualquier expresión que podamos tener si ea un congresista fujimorista siempre van a querer tratar de desnaturalizar, desvirtuar, y muchas veces querer hacer bullying seguramente”.

Para todos los que aún no pueden entender lo que trató de decir, Karina aclaró sus dudas replanteando lo que dijo: “Lo que yo he manifestado es que es importante que todos los ciudadanos puedan tener una información de todos los temas que consideren pertinente para que ellos puedan tener su opinión propia y en función de eso tomar las decisiones”

Fuente: Perú 21, Canal N

Foto: Trome, Golpetierra GT

Redacción: Romario Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *