ISRAEL: acusan al primer ministro Benjamín Netanyahu por casos de corrupción

Netanyahu ha rechazado todos los cargos y se ha declarado víctima de una cacería de brujas.

Benjamín Netanyahu, primer ministro en funciones de Israel, fue acusado por  fraude, cohecho y abuso de confianza en tres casos de corrupción por el fiscal general, Avijai Mandelblit. Por lo que  se supone un nuevo golpe en el inestable y bloqueado panorama político israelí.

La Fiscalía decidió acusar al jefe de Gobierno en los llamados casos 1000, 2000 y 4000. En el caso 1000, es sospechoso de aceptar lujosos regalos de millonarios para él y su familia -por hasta un millón de shéqueles (unos 260.000 euros) a cambio de favores.

En el caso 2000, se investiga el  presunto intento de trato con Arnon Mozes, editor del diario “Yediot Aharonot”, para lograr una cobertura más positiva sobre él a cambio de perjudicar la distribución del diario gratuito “Israel Hayom”.

En el conocido como caso 4000 o Bezeq, es acusado de haber hecho favores entre 2012 y 2017 al gigante de telefonía israelí Bezeq a cambio de cobertura favorable de él y su mujer, Sara, en un popular digital de noticias Walla, ambos controlados por el mismo empresario, Shaul Elovitch, que también es acusado, junto a su mujer, Iris.

A pesar de encontrarse en medio de una investigación, el primer ministro no estaría obligado a dejar su cargo, pero si finalmente es condenado, el Parlamento (Knéset) podrá votar su destitución si el delito implica “depravación moral”, como ocurre con la acusación de cohecho, según recoge la Ley Básica israelí, con rango constitucional.

Fuente: La República y Clarín 

Foto: Clarín

Redacción: Carol Santisteban

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *