La ingesta excesiva de alimentos es un signo de inestabilidad emocional

El hambre  o apetito es normal en todo ser humano , ya que el cuerpo está respondiendo a una necesidad la cual   busca satisfacer su necesidad de ingerir alimentos y nutrientes. Sin embargo existe una cantidad significativa de personas que poseen un apetito  excesivo , la cual es asociada  a una carencia emocional, originada a partir del estrés.

Un numero considerable de personas  suelen lidiar con ese  tipo de estrés ingeriendo diversos tipos de comidas . Es así que las emociones empiezan a controlar al ser humano  con el consumo desmedido de alimentos induciendo al incremento de peso .

Aprender a prevenir este tipo de hambre, ayudará a ser más conscientes de nuestra situación emocional inestable, determinada por la ansiedad, la tristeza o el enojo.

Foto : Correo

Fuente: Correo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *