Los 51 junios de Daniel Peredo: El periodismo deportivo está de fiesta [CRÓNICA]

Hoy cumpliría 51 años el periodista deportivo peruano de esta generación. El ermitaño que hizo de la cabina de narración del Estadio Nacional, su caverna. El “chato” que alojaba tribunas en su garganta. Contaba con una memoria privilegiada (como todo buen periodista), era masoquista (como todo hincha peruano incondicional) y amaba su trabajo (…)

Escribe: Marcos Cancho

Yo no escribiré de su corazón traicionero, que, a pesar de haber sido su motor durante tantas Eliminatorias, lo traicionó. Tampoco llenaré este espacio de una oda a la muerte, porque hoy el periodismo deportivo está de fiesta, y es de mala educación hablar de muerte en una celebración.

Daniel Peredo se convirtió en un emblema para los incomprendidos que vemos en el fútbol algo más que un deporte. Fue un buen profeta, el tiempo que nos tomó regresar a un mundial. Fue de esos sujetos que no necesitan adoptar un personaje, porque con su persona, basta. Saltó, gozó, bailó. Sufrió, puteó, lloró. Hizo su vida con el micrófono en la mano y la bandera en el pecho.

Daniel supo de decepciones más por el fútbol que por el amor, pero se mantuvo ahí, en el área, aguardando el momento de gloria. “Recuerdo el 6-0 contra Uruguay, aquella noche que ‘Chemo’ del Solar les gritó ‘cagones’ a sus pupilos. Encima, fue un 17 de junio, día de mi cumpleaños”, declaró en una entrevista para Trome. Supo de sufrir y seguir alentando. Fue lo que ahora todos juran ser: incondicional.

Me hubiese gustado conocer a Daniel Peredo, tomarnos una foto, charlar un poco de fútbol y robarle un poquito de su éxito. En definitiva, nada que otro aspirante a periodista no hubiese querido hacer. Hoy recuerdo la frase que soltó cuando nuestra Selección se rebeló en Quito, a 2780 msnm: “Gloria a Perú en las alturas”. Precisa. Si la gloria del Perú está en las alturas, la suya también se encuentra ahí, maestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *